SUM

 

He de crear un mundo para mí sola, donde no haya fealdad ni belleza, ni color, ni sabor, ni sonido.

 

Quiero un mundo “mundo” simplemente, sin forma. Sin penas ni alegrías, sin dolor ni placer, ni duro ni blando, que sea sólo justo y seguro para los hijos que no he de tener.  Me despojaré del sexo al ingresar y lo dejare sin culpa, abandonado en el Umbral.  Y nadie más entrará en él y nunca estaré sola, pues en mi mundo no existirá la soledad al no existir la compañía. 

 

Tampoco existirá la mentira porque no habrá verdad, no habrá día, ni noche, ni blanco, ni negro, ni “si, señor”, ni “no, señor”, “¡Usted tiene la razón, señor!”, “ya lo llamaremos”, “vuelva Usted mañana”, “¡Está despedido!”, “tengo hambre, mamá...”

 

Y no habrá pobreza, pues no habrá riqueza, no habrá razas, pues no habrá cuerpos, no habrá muerte, pues no habrá vida, no habrá arriba, porque no habrá abajo, no habrá malos, porque faltarán los buenos y quizá nunca termine, porque quizá nunca empiece…

 

He de crear un mundo para mí sola…¿Me oyes?

 

                                                oct.83

                                                oct.92

 

©Safe Creative